COSMOS ATOMICAE

sobre la historia de la cultura humana y la evolución del pensamiento científico

PALEOLÍTICO SUPERIOR 3: sociedad, hipersimbolismo y supercreatividad.

Sociedad.

Se estima que la población humana durante este periodo no superaba los 15 millones de individuos en todo el planeta. Los hombres del Paleolítico se organizaban en pequeñas bandas vinculadas a clanes u hordas de 20 o 30 individuos emparentados entre sí. A su vez, estos grupos se relacionaban con otros más amplios llamados tribus, desde donde se producía un sano y fructífero intercambio de conocimientos. Posiblemente se practicara la exogamia, es decir, los intercambios sexuales entre miembros de familias distintas.

Sin que pueda considerárseles sedentarios, posiblemente mantuvieran un lugar preferente de residencia que ocasionalmente abandonarían para trasladarse a otro. Aunque el hombre de cromagnon llegó a vivir en cuevas y temporalmente en campamentos al aire libre, por primera vez en la historia construyó viviendas y poblados. Pozos y chimeneas son los rastros más frecuentes que encontramos en este sentido. Como protección contra la lluvia fabricaron tejados de hojas o de paja. Construyó cabañas familiares soterradas hasta media altura para protegerse del frío y confeccionó, asimismo, tiendas fijas con pieles y cueros.

Se estima que estos pobladores gozaron de una calidad de vida notable encontrándose muchas similitudes entre su forma de vida y la que practican hoy día los Bosquimanos, los Inuit, los Shan o los aborígenes australianos.

Practicaron fundamentalmente una economía de subsistencia con cierta capacidad de intercambio y trueque. Este tipo de sociedades suele caracterizarse por una escasa especialización y división del trabajo, es decir, todos sabrían hacer un poco de todo estableciéndose unas diferencias básicas por carácter o talento. Al mismo tiempo tienden a conformarse como sociedades igualitarias donde no existen diferencias de clase importantes. Este tipo de estructura social tampoco favorece la acumulación de bienes. Se establecería, por tanto, una colectividad y un reparto igualitario de bienes aunque posiblemente se permitiera el uso particular de la ropa, las herramientas o los adornos.

Hipersimbolismo y supercreatividad.

Una de las creaciones más sorprendentes de Homo sapiens es el desarrollo de un imaginario simbólico compuesto por representaciones artísticas que encierran, además de estética, la necesidad de transmitir conceptos. La identidad grupal de las comunidades de nuestros ancestros se refuerza con la aparición de los símbolos. Estos son los principales elementos que reflejan los primeros legados artísticos de la Humanidad.

El hombre de cromagnon practica el arte y formas religiosas muy avanzadas y complejas. Posee un cerebro preparado para el pensamiento abstracto y simbólico, una gran imaginación y una inmensa capacidad emocional y de expresión. La capacidad simbólica del ser humano moderno ha posibilitado la construcción de complejos sistemas de comunicación, la evolución del lenguaje, la aparición del arte y las creencias mágicas y religiosas que han acompañado al hombre desde sus inicios.

Un claro exponente de la capacidad simbólica de Homo sapiens es la abundancia de adornos personales cosidos a las ropas o en forma de collares, pulseras o cinturones, decorando sus herramientas o incluso su propio cuerpo, como parece indicar la presencia de ocre en algunos enterramientos. Estos ornamentos no solamente cumplirían un papel estético sino que también servirían para identificar a sus portadores y relacionarlos con su grupo o tribu. Los sistemas simbólicos de los cromañones les permitieron, por otro lado, forjar alianzas a larga distancia, compartir conocimientos y adaptarse a las adversas condiciones climáticas, mejorando y diversificando las prestaciones de su tecnología.

Las primeras muestras de arte paleolítico europeo fueron descubiertas en el último tercio del siglo XIX en Francia y Suiza (1878) y en Altamira, España (1879). Las discusiones que siguieron a los descubrimientos dieron pie a reconocer en la humanidad en general, y en la prehistórica en particular, un rasgo fundamental: el origen común de la religión y el arte.

El descubrimiento del arte paleolítico proporcionó un nuevo giro a los debates que, durante todo el siglo XIX, se abrieron en torno al concepto de humanidad y al proceso evolutivo del hombre moderno. ¿Cómo fue posible que aquéllos especímenes humanos tan primitivos hubieran alcanzado una perfección técnica y estética tan notable? ¿Qué significado encerraban aquellas pinturas ocultas en lo más profundo de las cuevas? Durante mucho tiempo aquellas pinturas, empezando por las de Altamira, fueron declaradas como falsificaciones por parte de la comunidad científica.

El descubrimiento en 1994 de la cueva de Chauvet, en Francia, rompió frontalmente con muchas de las teorías anteriores puesto que sus pinturas naturalistas (figurativas), de factura impecable, ofrecen una datación de principios del Paleolítico Superior, hace 32 mil años, y no magdaleniense como sostendría el modelo de clasificación clásico. Surgen tres interpretaciones paralelas: quienes rechazan la datación, quienes sostienen que la datación es válida pero que Chauvet representa un ejemplo exclusivo, no generalizable, y quienes dan crédito a la datación y proponen reconstruir por completo el sistema de clasificación histórico.

El arte paleolítico es una fuente de información única sobre los diferentes aspectos del comportamiento animal y humano de épocas en las que no existen registros escritos. La información está en las obras y a los investigadores corresponde adentrarse en ellas para valorarlas desde la perspectiva de sus creadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 enero, 2015 por en Género Homo, Paleolítico, Prehistoria y etiquetada con , , , , , .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: