COSMOS ATOMICAE

sobre la historia de la cultura humana y la evolución del pensamiento científico

Paleolítico 1: Un punto de vista privilegiado.

La ciencia tiende a convertir a cada hombre en alguien que piensa y duda.

Bertold Brecht, de su ‘Galileo Galilei’, 1939.  

Nuestra mente está necesariamente restringida a un único punto de vista al que consideramos, generalmente, privilegiado. Esta idea me trae a la memoria aquello que decía Bergman [1] de que todos estamos obsesionados con nosotros mismos. La ciencia evolutiva, siempre puntillosa, diría que todos estamos <<necesariamente>> obsesionados con nosotros mismos, necesariamente condenados a experimentar el mundo de manera egomaníaca gracias al principio biológico de autoconservación [2].

Pues bien, uno de los pilares fundamentales de la astrofísica moderna sostiene que en el Universo no existen puntos de vista privilegiados. A eso se le llama Principio Cosmológico y resulta muy complicado de entender porque desafía la experiencia cotidiana de nuestro cerebro, acostumbrado a percibir el mundo desde una única perspectiva. La hipótesis del Principio Cosmológico afirma que, en escalas espaciales suficientemente grandes, el Universo es isótropo y homogéneo. Una forma de comprender esta idea tan abstracta es analizando lo que presuntamente sucedió en el Big Bang.

Sin título-2

Ya sabes que la Teoría del Big Bang [3] es una de las más ampliamente respaldadas por la comunidad científica moderna. Cuando fue enunciada, allá por los años 20, provocó un enorme impacto mediático y, por primera vez, junto con los hallazgos de Einstein, el público no especializado se interesó por la física teórica. En un esfuerzo por hacer inteligible este proceso, aun hoy día se hacen dibujos y se escriben textos que hablan de que, antes del Big Bang, toda la materia y toda la radiación del Universo estaban comprimidas en un <<espacio minúsculo>> muy denso y muy caliente que explotó en tan sólo una fracción del primer segundo de tiempo. Ante la novedad, nuestro cerebro busca inmediatamente referencias conocidas que le ayuden a comprender. Por eso este tipo de explicaciones utiliza expresiones como ‘espacio minúsculo’, pese a que la teoría implica que, antes del Big Bang, no existían ni el tiempo ni el espacio.

Cuando los astrofísicos hablan de que no existen puntos de vista privilegiados en el Universo se refieren, entre otras cosas, a que no hubo ningún punto de arranque del Big Bang, es decir, a que el Universo no surgió en ningún espacio concreto ni en un tiempo preciso. En rigor, ni siquiera se podría hablar de explosión ya que el Universo, más bien, <<surgió de una singularidad infinitamente pequeña seguida de la expansión del propio espacio>> o dicho de otra manera <<el Universo se creó a partir de una fluctuación cuántica del vacío>>.

Sin título-1

Comprenderás que, llegados a este punto, prefiera dejar aparcado el tema del Big Bang para más adelante. Para cerebros como los nuestros, que no dominan las herramientas teóricas necesarias (es decir, las matemáticas), su simple enunciación resulta incomprensible, más teniendo en cuenta que incluso para los especialistas siguen abiertas preguntas tan esenciales como cuál fue la causa primera que originó el Big Bang.

Una de las consecuencias más inmediatas del Principio Cosmológico es que ni la Tierra, ni el Sol, ni la Vía Láctea, ni ningún otro punto del espacio, ocupan lugares preferenciales en el Universo. Desde la Antigüedad, sin embargo, y dada nuestra obsesión por nosotros mismos, el rumbo del pensamiento filosófico y científico estuvo marcado por la superación de una visión geocéntrica del cosmos: la Tierra, necesariamente, debía ser el centro de Todo.

[1] ¿O acaso fue otro el que lo dijo? Sí, fue otro.

[2] La cuestión sería determinar qué posee ese instinto de conservación ¿Sólo los organismos vivos? ¿Hay algún tipo de inercia de autoconservación en la materia inanimada? A nivel subatómico ¿Los electrones oponen algún tipo de resistencia a transformarse? Y a nivel macrocósmico ¿A qué tiende una galaxia? ¿Tiende a permanecer o a transformarse?

[3] Algunos científicos sostienen que un Big Bang no hubiera sido necesario para la creación del Universo.

Textos e ilustraciones de Paloma Pájaro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 enero, 2015 por en Astronomía, Paleolítico y etiquetada con , .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: